Mirando…

En medio de un lago frio y azul, rodeado por enormes árboles y montañas, estaban clavados los ojos del que desde dentro de la cabaña, miraba. Sentado sobre una alfombra mullida de pelo largo y suave, con la mirada clavada en un punto, recostado  sobre el sillón escuchaba de costado los leños que ardían chispeantes dentro del hogar,  taza en mano recordaba su camino.  Dando sorbos a su bebida miraba también un poco más adelante el camino que aún le faltaba recorrer, con esto en mente se le dibujaba una sonrisa en la cara, de loco lo trataban muchos, de tonto otros, él en cambio solo era él y no se preocupaba en demasía de lo que los demás le decían que estaba bien o mal. Así mirando su camino, el cubierto y que lo esperaba pensaba en sus acompañantes de caminata, esos que muchas veces sin saberlo acompañaron, frenaron y aceleraron su andar. Al escuchar su nombre se sobresalta, en ese momento y cambiando el destino de su mirada se dispone, como corresponde, a disfrutar su presente.

Anuncios

Acerca de otranoticiamas

Informatico
Esta entrada fue publicada en Historias, vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s